Ponemos a prueba el nuevo Audi Q3 2019

Tras la leve toma de contacto que tuvimos en la presentación nacional realizada en Salamanca, probamos a fondo el nuevo Audi Q3 2019

Edgar Vivó » 21 de junio, 2019

Recientemente asistimos a la presentación del nuevo Audi Q3, donde os contamos todas las novedades que traía esta segunda generación del exitoso todocamino alemán. Apenas un mes después hemos tenido acceso a una unidad de pruebas para analizar más en profundidad esta evolución y centrarnos principalmente en su comportamiento en carretera.

Nuevo Audi Q3 2019
Nuevo Audi Q3 2019

Éste es precisamente uno de los aspectos más optimizados en el nuevo Audi Q3, que se presenta notablemente más confortable que su predecesor, pero también más dinámico y con una calidad de marcha a todas luces superior.

Pese a ser ahora más grande, este SUV mantiene un manejo por cuidad envidiable, gracias a un motor suave y silencioso, una dirección liviana, un puesto de conducción elevado, y a multitud de sistemas de seguridad y ayuda a las conducción. En este contexto también se agradece el buen trabajo de la transmisión automática S tronic, que evita tener que estar constantemente recurriendo al embrague y a la palanca de cambios en los atascos, además de favorecer las vivas reacciones del propulsor cuando se necesita potencia para rápidos adelantamientos o cambios de carril.

Nuevo Audi Q3 2019
Nuevo Audi Q3 2019

La unidad de pruebas correspondía a al modelo gasolina TFSi 40, que monta un motor de 2.0 litros con 190 cv de potencia. Como comentábamos, éste iba acoplado al cambio automático de doble embrague y siete relaciones S tronic y disfrutaba de la tracción total Quattro. El comportamiento de este conjunto propulsor nos pareció sencillamente extraordinario por su rendimiento y suavidad. La entrega de potencia variaba según el modo de conducción escogido, pero en cualquier caso era contundente a la vez que progresiva. Tuvimos incluso ocasión de probar el modo off-road, que mejora el comportamiento del coche fuera del asfalto. Pese a no disfrutar de las mejores ruedas para este tipo de uso, el nuevo Q3 superó sin dificultades las irregularidades de un camino forestal en bastante mal estado.

Nuevo Audi Q3 2019
Nuevo Audi Q3 2019

Mención aparte merecen las suspensiones, capaces de filtrar a la perfección estas irregularidades para seguir disfrutando en el habitáculo de un gran confort. Un gran mérito si se tiene además en cuenta que al tratarse del acabado S Line eran más firmes de lo normal. Parece increíble que la amortiguación pueda ser tan “permisiva” en zonas mal asfaltadas, y firme cuando se precisa. Durante la prueba afrontamos un exigente puerto de montaña con constantes virajes en los que apenas sentimos incómodos e inseguros balanceos de la carrocería. Esta circunstancia, unida al gran rendimiento del motor, nos permitió disfrutar al volante como lo hubiéramos hecho prácticamente con cualquier turismo.

En esta parte de prueba seleccionamos el modo deportivo, con el que la dirección se hace más precisa, se agudiza la respuesta del acelerador y se apuran más las marchas. Algo que también es posible con el cambio secuencial a través de las levas tras el volante.

Tras varios cientos de kilómetros recorridos en distintos contextos, podemos concluir que el nuevo Audi Q3 es más confortable, igual de cómodo de conducir y notablemente más dinámico que su predecesor. Sin lugar a dudas el comportamiento es, junto con la elevada habitabilidad y capacidad de carga, la mayor evolución de este modelo con respecto a su predecesor.

También »  Estas son las reparaciones que debes hacer según el kilometraje de tu coche