Nuevo Audi Q3: Toma de contacto

El nuevo Audi Q3 supera en todos los aspectos a su predecesor: desde el tamaño, pasando por el diseño o la tecnología y acabando con una gama de motores más potente y eficiente

Edgar Vivó | Salamanca » 1 de febrero, 2019

Audi tenía un complicado reto por delante a la hora de renovar el Q3, un modelo con un nivel de aceptación extraordinario, como demuestran las más de 1,1 millones de unidades vendidas en todo el mundo, de las cuales más de 4.800 se matricularon en nuestro país. Pese a ello, la marca de los cuatro aros acaba de lanzar al mercado un SUV que supera en todos los aspectos posibles a su predecesor: amplía sus dimensiones exteriores e interiores para elevar su habitabilidad y capacidad de carga; optimiza su chasis y motores para ser más cómodo, dinámico y eficiente; integra la tecnología de modelos de segmentos superiores de Audi y ofrece un aspecto más atractivo a la vez que deportivo.

Comparado con el primer Q3, éste es más largo, más ancho, presenta una mayor batalla y a la vez es más bajo. Con una longitud total de 4.484 mm, supera en 97 mm a su predecesor; la anchura crece 18 mm, hasta los 1.849 mm; la altura desciende 5 mm para fijarse en 1.585 mm y la distancia entre ejes se extiende nada menos que 77 mm para alcanzar los 2.680 mm y poder ofrecer así una habitabilidad extraordinaria.

Si a este espacio añadimos la posibilidad de poder desplazar longitudinalmente los asientos de la banqueta trasera 15 centímetros (60:40), nos encontramos con que se puede ampliar el espacio para las rodillas o la zona de carga, según las necesidades de cada momento. Si optamos por la segunda opción se obtiene un maletero de 530 litros, que con la banqueta en su posición más adelantada se amplía hasta los 675 litros. Y con los respaldos traseros abatidos (40:20:40) ésta cifra se eleva hasta los 1.525 litros. Sin lugar a dudas, esta “modularidad” es una gran ventaja para las personas que buscan es este modelo un versátil coche familiar.

Puesto de conducción de alta gama

Pero las mejoras interiores del Q3 no sólo se centran en las plazas traseras y su espacio. Los asientos delanteros también se han optimizado para ser más cómodos y reducir la fatiga en viaje, con un nivel que nada tiene que envidiar al de sus hermanos mayores. Otro aspecto que nos ha gustado es que la posición de conducción puede ser bastante baja pese a la altura general del vehículo, para disfrutar al máximo de sus capacidades dinámicas.

El conductor disfruta de un puesto de conducción con multitud de mandos digitales a su alcance. Frente él se ha dispuesto la instrumentación digital Audi virtual cockpit con pantalla de 10,25 pulgadas (que puede ampliarse hasta las 12,3 pulgadas de forma opcional), e integrada en la consola central la pantalla táctil MMI touch de 8,8 pulgadas. Junto con el MMI Navegación plus, el conductor controla la amplia gama de sistemas de infotainment a través de la pantalla táctil que pasa a ser de 10,1 pulgadas situada en la consola central, y orientada de forma ergonómica hacia el conductor, junto con los controles de la climatización. Su manejo es intuitivo y sencillo gracias a la estructura de sus menús, y alternativamente, también se puede utilizar el sistema de control por voz.

También »  El Volvo XC40 gana el Women's World Car of the Year 2018

Conectado con el mundo

Como no podía ser de otro modo tratándose de un Audi de última generación, el nuevo Q3 ofrece la máxima conectividad gracias al módulo de transmisión de datos, que puede utilizar el estándar LTE Advanced para proporcionar los servicios de Audi connect y un punto de acceso Wi-Fi. Todo ello hace que el conductor pueda gozar de ventajas como que el sistema de navegación reconozca sus preferencias en base a recorridos anteriores para generar sugerencias de ruta apropiadas, o que los puntos de interés y la información sobre plazas de aparcamiento o estaciones de servicio aparezcan directamente en el mapa del navegador. A su vez y de forma autónoma, el sistema utiliza la coordinación inteligente en red basada en los datos que proporcionan otros Audi para realizar una previsión de lugares para estacionar, informar sobre puntos peligrosos en la carretera o sobre los límites de velocidad locales. La aplicación MyAudi completa esta gama de servicios y permite conectar el smartphone con el nuevo Audi Q3. De este modo, el usuario puede, por ejemplo, transferir al vehículo rutas de navegación o el calendario desde su teléfono al MMI, así como consultar el estado del vehículo y localizar dónde está aparcado, entre otras funciones.

Lo cierto es que el equipamiento del nuevo Q3 es impresionante desde sus versiones de acceso que, entre otros elementos ya incluyen: faros con tecnología LED, llantas de aleación ligera de 17 pulgadas, climatizador de confort bizona, sistema MMI Radio plus con pantalla MMI touch de 22,3 cm (8,8 pulgadas) y equipo de radio con seis altavoces.

Entre los sistemas de asistencia a la conducción, destacan algunos que se presentan por primera vez en este SUV, como el Audi pre sense basic y Audi pre sense front, o el sistema de aviso de salida involuntaria de carril con aviso de cambio de carril, que forman parte del equipamiento de serie. También son de serie los servicios de Audi Connect Safety & Service, incluyendo la llamada de emergencia, MyCarManager (gratuito los 3 primeros años) y MyService (sin coste durante los 10 primeros años).

El asistente de conducción adaptativo no es de serie pero resulta súmamente interesante, ya que  en las versiones con cambio S tronic incorpora la funciones de asistente de velocidad adaptativo, asistencia en tráfico congestionado y asistencia activa de mantenimiento de carril. De esta manera, ayuda al conductor mediante el control longitudinal y lateral, mejorando sustancialmente el confort, sobre todo en viajes largos.

Cargado hasta los topes

Para completar el extenso equipamiento de serie y personalizar su vehículo, Audi ofrece distintas líneas de producto y una serie de paquetes opcionales que aportan ventajas al cliente respecto al precio de las opciones que estos incluyen si se montasen por separado.

También »  Lamborghini presenta el nuevo Huracán EVO

La línea Advanced suma al equipamiento de serie: faros LED y pilotos LED con intermitentes dinámicos traseros, llantas de 18 pulgadas, portón del maletero eléctrico, Audi smartphone interface y Audi parking system trasero. En cuanto a diseño integra paragolpes y difusor trasero específicos, barras del techo en aluminio y pintura de contraste gris Manhattan.

El afamado S line, aporta al Advanced el sistema Audi drive select, suspensión deportiva (disponible sin sobrecoste para esta línea) y elementos de diseño como el paragolpes S line, revestimiento interior del techo en color negro o pintura completa.

Y para los que buscan un carácter todavía más deportivo, la línea Black line añade a la base del S line: llantas de aleación de Audi Sport de 19 pulgadas, el paquete de estilo negro, cristales traseros oscurecidos y carcasas de los retrovisores en color negro.

El Paquete Técnico, destinado a los clientes que buscan un plus en tecnología, monta el sistema MMI Navegación plus con pantalla de 10,1 pulgadas,  Audi virtual cockpit de 12,3 pulgadas y Audi sound system. Este paquete permite al cliente una ventaja respecto al precio de las opciones individuales de un 30%.

En el caso del Paquete Confort, esta ventaja es aún mayor, alcanzando casi un 50%. Incluye cámara de visión trasera, llave de confort, espejo interior antideslumbrante automático sin marco, retrovisores calefactables y plegables eléctricamente con función antideslumbrante, Audi parking system plus y banqueta trasera plus con apoyabrazos central trasero.

Mecánicas para todos los gustos

Audi quiere que cada cliente se haga el Q3 a su justa medida, por lo que a la amplísima oferta de equipamiento se une una completa gama de motores, contando desde su lanzamiento con tres propulsores gasolina TFSI y dos diésel TDI, además de tres tipos de suspensiones: estándar, deportiva (acabado S Line) y adaptativa. A su vez se puede disfrutar del sistema de conducción dinámica Audi drive select (de serie en el acabado S line y opcional en el resto) que permite al conductor elegir entre los modos de conducción auto, comfort, dynamic, offroad, efficiency e individual. En este último apartado la principal novedad es el modo offroad que ajusta la amortiguación adaptativa en su tarado más suave, y activa el control de descensos para mejorar las condiciones del vehículo más allá del asfalto.

Todos los motores son unidades de cuatro cilindros potentes y eficientes, con inyección directa y turbocompresor. La transmisión puede ser manual de 6 velocidades o una rápida caja de cambios S tronic de siete marchas.

El motor de acceso a la gama es el 1.5 litros TFSI de 150 cv y 250 Nm de par del Audi Q3 35 TFSI. Cuenta con el sistema Audi cylinder on demand, que desactiva dos cilindros de forma temporal cuando el motor funciona con carga baja y media, lo que contribuye a reducir el consumo hasta un máximo de 6,0 l/100 km con unas emisiones de 139 g/km. Este propulsor está disponible con caja de cambios manual de seis relaciones o con la automática S tronic de siete relaciones. Donde no hay opción es el tipo de tracción, siendo únicamente delantera.

También »  La RFME presenta su nuevo proyecto Moto de Campo Sostenible

El siguiente escalón en la gama es el 2.0 TFSI con cambio S tronic y tracción quattro, y se ofrece en dos versiones de potencia. En el Q3 40 TFSI quattro S tronic de 190 cv y un par máximo de 320 Nm, y el Q3 45 TFSI quattro S tronic de 230 cv y un par máximo de 350 Nm.

La gama diésel, arranca con la versión 35 TDI con el motor 2.0 de 150 cv y 340 Nm de par máximo. Existe una variante con cambio manual y tracción total Quattro, y una con el cambio S tronic y tracción delantera. El mismo bloque de 2.0 TDI se utiliza en la versión 40 TDI quattro S tronic que otorga 190 cv y un par máximo de 400 Nm con la eficiente tracción quattro.

De todas estas versiones, la de acceso a la gama de este nuevo SUV de Audi es la correspondiente al Q3 35 TFSI con cambio manual de 6 velocidades desde 35.920 euros pa (38.310 euros con cambio S tronic). El Audi Q3 40 TFSI quattro S tronic está disponible desde 41.170 euros, y la versión de gasolina más potente, el 45 TFSI quattro S tronic se ofrece con acabado básico desde 47.360 euros. Los precios para la gama diésel con el Q3 35 TDI S tronic parten desde 37.390 euros, y desde 42.050 euros en el caso del 40 TDI quattro S tronic.

En la presentación también comunicaron la comercialización de una edición especial de lanzmaiento denominada “Edition One” con un gran equipamiento de serie por un precio realmente atractivo, pero no concretaron fecha ni precio exacto de la misma.

Primera toma de contacto

Durante la presentación tuvimos la ocasión de probar una unidad de acceso con el motor diésel de 150 cv, y el modelo tope de gama 45 TFSI quattro S tronic. Lo hicimos para ver de forma más marcada los contrastes que pudieran haber entre uno, pero sobre todo con qué base cuenta este nuevo vehículo en todas sus versiones. Más allá de la capacidad de empuje de uno y otro por la evidente diferencia de potencia, de las variaciones de consumo entre un diésel y un gasolina, y del nivel de calidad de vida a bordo que brindaba sobre todo la segunda unidad por su mayor equipamiento, observamos que el Q3 es, independientemente de sus versión y acabado, un coche que ofrece un excepcional  confort en todo tipo de carreteras, con un aplomo sorprendente para tratarse de un SUV, y con una sencillez de manejo y neutralidad digna de mención. Precisamente de todas sus muchas y buenas características nos quedaríamos con esa marcada dualidad entre confort y dinamismo, muy acorde a la polivalencia que ofrece su ampliada y mejorada carrocería.