Seat estrena la nueva generación del Ateca

Tras cuatro años de éxitos en el mercado de los todocaminos, el referente de Seat recibe una actualización estética ligera y añade tecnología para combatir en un segmento complicado.


Xavier Pérez » 14 de septiembre, 2020

James Muir lanzó la idea, Jurgen Stackmann la materializó y Luca de Meo la hizo brillante. Así fue la historia de los SUV de Seat, que arrancaron como prototipos en 2011 con el IBx y que hoy, nueve años más tarde, se han convertido en parte fundamental de la expansión internacional de la marca. El Ateca fue el primero en ver la luz como modelo de serie en 2016 y tras cuatro años de éxitos afronta su renovación.

El nuevo Seat Ateca 2020

Fabricado en la República Checa, el nuevo Ateca llega este mes al mercado. Sus diferencias con la generación anterior no son muy vistosas pero sí tienen un gran valor tecnológico y estético. El frontal es nuevo, con una parrilla más grande que incorpora el nuevo lenguaje de Seat (ya presente en el nuevo León y en el Tarraco). Los faros son distintos y pierden una de las líneas led para ofrecer una imagen más agresiva, en la misma línea del Tarraco. El paragolpes también es nuevo y desaparecen las luces antiniebla de la parte inferior.

Crece en longitud

Por dimensiones es 1,8 centímetros más largo y llega hasta 4,38 metros, pero sigue siendo igual de ancho, con 1,84 metros, y alto, con 1,61 metros. La parte trasera también cambia con la incorporación del nombre ‘Ateca’ en formato caligráfico en el centro de portón. Las ópticas también son led, además de incorporar intermitentes dinámicos (de serie en los acabados X-Perience y FR). Los escapes están ocultos bajo el paragolpes trasero. El maletero tiene una capacidad para 510 litros (las versiones 4 Drive tiene 485 litros).

La trasera coge más volumen y cambia la grafía del nombre.

Por dentro estrena volante, que hereda directamente del León. Se mantiene el cuadro de instrumentos digital Seat Digital Cockpit de 10,25 pulgadas pero esta vez la pantalla central crece y está entre las 8,25  y las 9,2 pulgadas.

Interior del nuevo Seat Ateca.

El nuevo SEAT Ateca ofrece 14 llantas de aleación a elegir entre 41 cm (16″) y 48 cm (19″), y una amplia paleta de 10 colores de carrocería, incluida la nueva pintura Dark Camouflage. Los acabados son Reference, Style, el deportivo FR, o la nueva opción X-perience.

Esperando al híbrido

La gama de motores que presenta el nuevo Ateca en su reestreno ofrecerá tres opciones gasolina y una diésel, disponible en varios niveles de potencia. Las gasolina serán un 1.0 TSI de 110 CV, asociado a una caja de cambios manual de seis relaciones, un 1.5 TSI de 150 CV, que podrá asociarse a la caja manual o a una automática DSG de siete velocidades, y un 2.0 TSI de 190 CV disponible solo con cambio automático y tracción total 4Drive.

Por su parte, la opción diésel será un 2.0 TDI que estará disponible con 115 y 150 CV. El menos potente se asociará a la caja manual, mientras que el de 150 CV podrá optar al cambio automático y a la tracción total. La marca podría introducir más adelante una mecánica híbrida. El nuevo Ateca dispone de versiones 4×2 y 4×4 (rescatan el nombre y el logo 4Drive)

Maleterro del Seat Ateca.

Los precios de la nueva generación del Ateca arrancan en los 24.280 euros (115 CV TSi Reference) en gasolina y 32.110 euros (150 CV TDi Style) en diésel. La gama incluye varios paquetes de personalización.

También »  Las ocho reparaciones más comunes del 2018 en España