Motosharing: todo lo que debes saber sobre las motos compartidas

Esta nueva tendencia está revolucionando el sector del transporte con empresas que están en auge como Muving, Acciona, eCooltra, Movo o Yego, entre otras

Marina Baranova » 10 de diciembre, 2019

Las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla sufren los principales problemas de circulación en nuestro país, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Por este motivo, la industria busca constantemente crear distintas soluciones de movilidad que pongan fin a los grandes atascos en las ciudades, ahorren tiempo a los conductores y reduzcan la contaminación. Tras la buena acogida que tuvo el carsharing en nuestro país, apareció también el fenómeno del motosharing, una nueva tendencia que está revolucionando el sector del transporte con empresas que están en auge como Muving, Acciona, eCooltra, Movo, Yego o Molo.

¿Qué es el motosharing?

Llamamos motosharing al alquiler de motos eléctricas por periodos cortos de tiempo. Tal como explica el Race, se trata de un servicio que funciona como free-floating, es decir, dentro del área de cobertura de cada compañía podemos coger y dejar la moto en cualquier punto de la ciudad, de forma que cualquier otro usuario pueda utilizarla de nuevo. El motosharing se presenta como un alternativa al transporte público, al uso particular de un vehículo y también al servicio de carsharing, es decir, al alquiler de coches por periodos cortos de tiempo. En cuanto a su precio, si hacemos un trayecto de 20 minutos, su precio medio es de 4,30 euros.

Ventajas e inconvenientes del motosharing

Ventajas

  • Libertad de rutas, puesto que puedes moverte por donde quieras, siempre que permanezcas dentro del área de cobertura de la compañía.
  • Una mayor movilidad, fluidez y rapidez en la ciudad, ya que el uso de la moto evita los atascos de las grandes urbes.
  • Permite adaptar el servicio de alquiler a tus propios horarios de rutas.
  • Es mucho más económico que mantener un vehículo en propiedad, ya que solo pagas por el uso que haces.
  • Al tratarse de motos eléctricas no contaminan y además, contribuyen a la mejora de la movilidad.

Inconvenientes

  • Los precios no siempre son más baratos que el carsharing, el transporte público, el ride sharing o el alquiler de bicicletas.
  • Todavía es un servicio un poco limitado, puesto que no está presente en todas las ciudades del territorio español.
  • Los seguros son un poco confusos, ya que son distintos en cada compañía. Por ello, no te confíes y comprueba siempre las coberturas que ofrece cada empresa.
  • Si quieres viajar con un acompañante, no todas las compañías cuentan con dos casos en sus motos.

¿Cómo funciona el motosharing?

El uso de este servicio de motos compartidas es muy sencillo. En primer lugar, debes descargar la aplicación móvil de la compañía que más te interesa y crear un perfil de usuario, donde tendrás que insertar tus datos personales y bancarios para registrarte. A través de tus datos, la compañía comprobará que tu permiso de conducción está en vigor. A continuación, podrás consultar el mapa de las motos más cercanas a tu localización. Una vez estés situado al lado de la moto que más te interese, podrás reservarla a través del móvil, ya que hace la función de llave para desbloquear el asiento y poder coger el casco. Por último, tras finalizar el trayecto y aparcar la moto, procederás a realizar el pago del servicio mediante el móvil.

¿En qué ciudades hay motosharing?

En España existen distintas compañías de motosharing que operan en diferentes puntos del país:

  • Acciona es una de las más recientes y opera en Barcelona, Valencia, Madrid y Sevilla.
  • Muving es una de las más extendidas, ya que está presente en ocho ciudades españolas: Cádiz, Córdoba, Madrid, Málaga, Puerto de Santa María, Sevilla, Valencia y Zaragoza.
  • eCooltra es una de las pioneras a nivel nacional e internacional y opera en Madrid, Valencia y Barcelona.
  • Ioscoot y Coup están disponibles solo en Madrid.
  • Motit, Outo y Scoot operan exclusivamente en Barcelona.
  • Yego está presente en Barcelona y Valencia.
  • Movo, la compañía de motosharing que está aliada con Cabify, opera en Madrid, Valencia, Málaga y Barcelona.
  • Molo opera únicamente en Valencia.

Tarifas del motosharing

En cuanto a las tarifas, a continuación puedes consultar el precio por minuto de cada una de las compañías de motosharing que operan en nuestro país. Los precios corresponden al mes de diciembre de 2019.

  • Muving: 0,25 euros por minuto en todas las ciudades en las que opera.
  • Acciona: 0.26 euros por minuto en todas las ciudades en las que opera.
  • eCooltra: 0,26 euros por minuto en todas las ciudades en las que opera.
  • Yego: 0,25 euros por minuto en todas las ciudades en las que opera.
  • Movo: 0,20 euros por minuto en todas las ciudades en las que opera.
  • Ioscoot: 0,24 euros por minuto.
  • Motit: 0,22 euros por minuto.
  • Outo: 0,15 euros por minuto.
  • Scoot: 0,28 euros por minuto.
  • Coup: 0,25 euros por minuto.
  • Molo: 0,16 euros por minuto, aunque dispone también de cuatro tarifas mensuales: Mini (200 minutos al mes por 9,90 euros), Basic (500 minutos al mes por 19,90 euros), Standard (800 minutos al mes por 25,90 euros) y Unlimited (servicio ilimitado por 44,90 euros al mes).
También »  Aston Martin Lagonda apuesta por el coche eléctrico