El nuevo Citroën C4 se enchufa al mundo en Madrid

La berlina compacta de la marca francesa empezará su producción en la planta madrileña de Villaverde en el tercer trimestre y llegará al mercado español en diciembre con versiones diésel, gasolina y una 100% eléctrica


Xavier Pérez » 30 de junio, 2020

Citroën apuesta fuerte por España. La nueva generación del C4 llega a la planta de Villaverde para convertirse en el centro de producción de referencia mundial para esta nueva berlina compacta. La propuesta del grupo PSA es ofrecer todas las tecnologías motrices en sus modelos y el C4 no es una excepción. Por ello, además de la gama ya anunciada de propulsores de gasolina (100, 130 y 150 CV) y diesel (110 y 130 CV), el nuevo C4 ‘made in Spain’ ofrece una versión estrella 100% eléctrica que contará con una potencia de 136 CV. Llegará a los concesionarios a finales de este año y la planta de Madrid ya está trabajando en el modelo desde hace unos meses. Citroën ha invertido 144 millones de euros en acondicionar la fábrica para afrontar el reto del nuevo C4.

En la presentación mundial que se ha llevado a cabo hoy, hemos podido ser testigos privilegiados por de la puesta en escena en desde la misma planta de producción de PSA en Madrid. Además de atender a la presentación realizada desde París, hemos podido ver en directo, tocar, sentir, analizar y conocer en profundidad los nuevos Citroën C4 y  ë-C4, un modelo que a buen seguro supondrá una nueva carga de éxito para la marca francesa. Un mismo modelo para dos mundos. Combustión y electrificación.

Citroën ë-C4, la versión eléctrica del compacto francés | Foto: Citroën
Citroën ë-C4, la versión eléctrica del compacto francés | Foto: Citroën

El ë-C4 y sus versiones de combustión disponen de un diseño que establece un escalón superior a la anterior generación y que hereda toda la magia que sus predecesores en la fábrica de Villaverde, los dos C4 Cactus, empezaron a mostrar hace unos años. La versión 100% eléctrica del C4 representa, además, la culminación de una oferta muy completa. Con esta nueva propuesta electrificada la marca ofrece ya cinco modelos eléctricos este año y mantiene su pulso tecnológico con un mercado en permanente evolución. Se trata de una berlina compacta que conjuga espacio, tecnología y, sobre todo, prestaciones.

Desde Citroën reconocen que el nuevo C4 es más un CUV (un SUV cupé) que una berlina alta. Es la tendencia del mercado y del segmento que busca cada vez más la eficiencia.

Un segmento legendario

El concepto que representa el nuevo C4 viene de lejos en la casa Citroën. De hecho, la propuesta de las berlinas compactas que representa la nueva generación del C4 arranca en 1928, cuando la marca presentó su primer C4. Podríamos decir que estamos ante la décima generación de ese modelo que ha venido representado por coches como los Ami 6 y Ami 8 de los años sesenta, los GS y GSA que triunfaron en los setenta, el BX que irrumpió con fuerza en 1982, el ZX con eje trasero direccional de 1991, los C4 de 2004 y 2010, así como el Cactus ya más cercano. Son 92 años de berlinas compactas y 12.500.000 unidades vendidas, por algo será que la marca confía en esta silueta.

El diseño del C4 se renueva completamente | Foto: Citroën
El diseño del C4 se renueva completamente | Foto: Citroën

Contemplándolo por fuera enseguida nos damos cuenta de que se trata de una evolución de diseño. Es más afilado, más deportivo pero sin renunciar a su estilo coherente, la gran apuesta centenaria de Citroën. Los responsables de estilo de la marca del doble chevrón han apostado por incorporar algunos elementos propios de los SUV, buscando ese espacio polivalente. Ciudadano pero de largo recorrido.

Es un compacto pero tiene rasgos de SUV, como las protecciones | Foto: Citroën
Es un compacto pero tiene rasgos de SUV, como las protecciones | Foto: Citroën

La firma luminosa en V, rasgo característico de los últimos prototipos de Citroën como el Ami One Concept, el CXPerience o el 19_19, y que fue estrenado en el nuevo C3 a principios de este año, ofrece en el nuevo C4 una imagen más dinámica y moderna. Los grupos ópticos se hacen más apaisados y la incorporación de la tecnología LED con tres módulos aportan un estilo muy espectacular. Destaca la parrilla frontal que ofrece el mismo diseño y acabado independientemente de si se trata de la versión con motor de combustión o eléctrica, algo poco habitual en las gamas de un mismo modelo.

Deportivo y tecnológico

Sus dimensiones están acorde con el segmento compacto, empleando la misma plataforma que encontramos en otros modelos del grupo PSA. La distancia entre ejes es de 2,67 metros. Por longitud, ancho y altura (4,36 x 1,80 x 1,52 metros), los nuevos C4 (todas las versiones) se instalan en el corazón del segmento. La posición de conducción es ligeramente elevada, tomando prestada esta característica SUV, lo que permite un perfecto control visual durante la conducción. No podemos dejar el frontal sin admirar unos chevrones redimensionados, más grandes, que dejan clara su seña de identidad.

La carga del ë-C4 se puede gestionar desde el móvil | Foto: Citroën
La carga del ë-C4 se puede gestionar desde el móvil | Foto: Citroën

El lateral mantiene una línea de cintura fluida, con blisters que le dan un tono muscular interesante y que rematan en una zaga con un diseño muy moderno. La inclinación del techo y de la luneta trasera partida (lo único que no nos ha gustado) y el pequeño alerón le otorgan un mayor rango de dinamismo, manteniendo ese estilo deportivo al que antes hacíamos referencia.

Los grupos ópticos traseros son completamente nuevos | Foto: Xavier Pérez
Los grupos ópticos traseros son completamente nuevos | Foto: Xavier Pérez

La firma luminosa trasera sigue el mismo código en V. El portón esconde un maletero de dimensiones generosas con 380 litros de capacidad.

Maletero del C4 | Foto: Xavier Pérez
Maletero del C4 | Foto: Xavier Pérez

Cuando hemos podido sentarnos y contemplar al conjunto interior nos hemos dado cuenta rápidamente del tremendo escalón que la marca ha subido en cuanto a diseño, estilo y tecnología. Los nuevos C4 y ë-C4 asumen la propuesta del Citroën Advanced Comfort (parece que fue ayer cuando los pudimos probar esas suspensiones y los nuevos asientos en Francia montados en un C4 Cactus laboratorio de la anterior generación). La marca ha acertado con estos sistemas que aportan un amplio rango de comodidad. No hemos podido rodar aún con él, pero auguramos una buena apuesta dinámica.

Interior del Citroën C4 | Foto: Xavier Pérez
Interior del Citroën C4 | Foto: Xavier Pérez

El cuadro de instrumentación se funde con una gran pantalla central de 10 pulgadas que ejerce funciones de control total sobre los sistemas del vehículo. El espacio es plano y limpio, y el desarrollo de la zona central asume con naturalidad un equipamiento, el Smart Pad Support Citroën (que permite apoyar una tableta y completar el sistema de infoentretenimiento. Se trata del nuevo concepto que la marca implementará en muchos de los nuevos modelos de su gama.

La única botonería que encontramos en el coche es el sistema de aire acondicionado (muy útil para a los que venimos del mundo analógico) El conjunto de instrumentos está perfectamente integrado, bien sea en la consola o en el volante. Para los amantes de lo deportivo el uso de levas para las versiones automáticas EAT8 les transportará a un estilo de conducción más dinámico.

Selector de marcha y de modo de conducción | Foto: Xavier Pérez
Selector de marcha y de modo de conducción | Foto: Xavier Pérez

La versión 100% eléctrica incorpora un conjunto de un selector de cambio (R, N y D), asociado a dos pulsadores para el freno posición P y para cambiar a modo de conducción manual (levas) y modo B de máxima recuperación energética.

Tecnológicamente incorpora 20 sistemas vinculados a la ayuda a la conducción, convirtiendo al C4 en un referente de seguridad. También destacamos la aportación en conectividad y la propuesta eficiente de nivel 2 de conducción autónoma.

Como ya hemos comentado la propuesta mecánica nos parece muy completa, empezando por el ë-C4. Ofrece una potencia de 136 CV con un motor de 50 kWh y presenta una autonomía de 350 kilómetros entre cargas. La aceleración prometida es de 9,7 segundos para pasar de 0 a 100 km/h y la velocidad máxima que se puede permitir (para no exprimir la batería antes de tiempo) es de 150 km/h. La posibilidad de emplear un modo de conducción que prima la recuperación energética aumenta las posibilidades dinámicas, sobre todo en conducción urbana.

ë de ë-C4 | Foto: Xavier Pérez
ë de ë-C4 | Foto: Xavier Pérez

Las propuestas de recarga permite desde el 80% de la batería en 30 minutos con un supercargador de 100 kW, a las 24 horas en un enchufe convencional. Entre ambos extremos se puede cargar en 7:30 horas con un Wall Box de 32 Amperios, 5 horas en un trifásico de 11kW y en 15 horas sobre un enchufe de 16 Amperios. La garantía de la batería es de 8 años o 160.000 kilómetros.

El resto de la gama del C4 la componen cinco motores de gasolina Euro 6d: PureTech 100 S&S BVM6, PureTech 130 S&S BVM6, PureTech 130 S&S EAT8, PureTech 155 S&S EAT8 y PureTech 155 EAT8 (solo para mercados internacionales) y dos motores diésel Euro 6d: BlueHDi 110 S&S BVM6 y BlueHDi 130 S&S EAT8. La propuesta estará disponible en los concesionarios españoles en el último trimestre de este año con un precio en la media del segmento.

También »  Casa Seat, preparada para abrir sus puertas al público el viernes 19 de junio